miércoles, 6 de marzo de 2013

A escalar en Gavarnie desde Bujaruelo

¿Estamos en crisis no? Creo que hasta eso estamos todos de acuerdo. Entonces, para no ir hasta Gavarnie en coche pensamos que tendría que haber otra posibilidad. Son casi 4 horas de viaje... Y de donde mejor que de Bujaruelo!
Una apuesta un tanto atrevida para dos flojos esquiadores y sencillos escaladores. Pero que cojones; cada uno se propone sus límites y con motivación estos pueden alargarse!
ODISEA ENTRE LAS NUBES:
A las 5:30 de la mañana salimos de Huesca Edu y yo un lunes un poco nublado y ventoso. Y para las 7:30 nos colocábamos los esquís a mitad de pista del refugio de Bujaruelo. Se espera una jornada intensa, larga y con un clima un poco peor de lo que habían dado. Y sin empanada!!! solo galletitas.

 La primera dificultad que encontramos fue el pu.. bosque. Esquí extremo, pero hacia arriba. Con setas de nieve, sin nieve, con escalones y a veces con unos metros seguidos de nieve decente y camino regular. Y poco a poco fuimos subiendo hasta el collado de Bujaruelo.
 Entonces, primera y existencial pregunta que nos hicimos el uno al otro al llegar a ese punto: ¿Que hacemos? Con un día imperfecto tirando a malo... Bueno, por lo menos vamos a bajar hasta Gavarnie y vemos como está la cosa. VIÑETAAAA!!! 
Una vez bajamos ese largo valle hasta las pistas de fondo de Gavarnie los dos sabíamos que la vuelta atrás era más que poco probable. Como los burros, adelante y mirada al suelo.
 En esta situación me vino un recuerdo similar a la cabeza de cuando todavía era más joven: "un día me dio por ir a correr cerca de casa y seguí un camino que iba en el sentido contrario a mi casa. Estaba corriendo a gusto y seguí hasta un punto que ya pensé en volver. Entonces, me di cuenta de que estaba cansado, tenía hambre y no me apetecía correr más. Pero eso no era posible porque tenía que recorrer el mismo camino para llegar a casa".
Y esto era lo mismo, pero a lo grande!
 Tras realizar la subida normal a Gavarnie cambiamos de acompañantes. Y con los palillos (porque estos esquís no pueden llevar otro nombre) en la mochila empezamos a escalar el primer muro por la vía que pensamos sería la más rápida, sencilla y conocida, la Banana Split.
Problem problem! El material no encaja como debería. Esto empieza a pintar a viñeta oscura.
 Paciencia y todo se soluciona para poder seguir recorriendo esas formaciones tan curiosas que puede dar el hielo. Ascender por agua, que cosas no??? Como aguanta la tía!
 Edu saliendo de la vía. Se acabó la diversión y de vuelta al tajo. Lo que en un principio pensábamos que iba a ser lo más jodido o fatigoso se nos hizo efímero y fugaz. Lo pasamos genial escalando con los esquís a la espalda y sin la gemelada padre gracias a las botas de esquí.
 Y empieza la vuelta a casa. Punto no retorno. Ahora sí, toparriba!
Fue curioso calzarse los esquís a mitad de la mítica primera campa de Gavarnie. Todo hay que decirlo, al principio con los huevos un poco de corbata. Que según nos alejábamos iban descendiendo a su sitio habitual.
 El día se había portado hasta ahora, pero no sabíamos lo que nos esperaba por las alturas. Todo se iba poniendo negro y el viento nos azotaba y nos balanceaba a su antojo. No éramos más que unas marionetas a manos de la naturaleza. ¿Que tendría pensado para nosotros?
 El refugio de Serradets. No tenía muy buenas vistas. Estaríamos a 50 metros de él y lo veíamos casi con imaginación. La tormenta blanca se nos hecho encima. Todo blanco y gris, sin huella, con la única orientación de nuestros recuerdos y una efímera cara norte del Taillón.
 Foto de la jornada. Premio a la EXPRESIÓN. La foto habla por si sola, y las caras ni te cuento. Justo acabábamos de llegar al collado de Bujaruelo. Anocheciendo.
Todavía quedaba la bajada en la que, por el bonito tiempo que nos acompañaba, no pudimos calzarnos los esquís y tuvimos que hacerla a pata. Y que mejor para acabar el día que no encontrar el camino del bosque que te deposita en el Camping de Bujaruelo y tener que bajar a lo jabalinada. Con la nítida luz de las frontales, siguiendo los paneles de electricidad, empapados, con una pájara bastante maja y cagándonos en todo...

Al final fueron 14 horas de actividad con una machine que tiró y tiró y podría haber seguido tirando. Entre los dos nos las apañamos como pudimos para ayudarnos el uno al otro y acabó siendo un día difícil de olvidar. 
Un placer Edu!!!

14 comentarios:

Unknown dijo...

QUE PROFESIONAL!!!!!!!!!!!!

Juan dijo...

Vaya matadón! Me he cansado hasta leyéndolo;) Enhorabuena!

Iñaki dijo...

Gavarnie ida y vuelta en el día y andando?? Vaya titanes!!!!!

Anónimo dijo...

Cachorrillo menuda matada. Que a gusto llegar a casa y meterte en la cama caliente noooooo?
Susana

albertganxets dijo...

qué bueno Iker. Eso es lo malo de ir con animales cómo Edu, que no se cansan. Al loro con ése, que seguro que cuando venga el marrón te mueres primero...
Actividad genial y auténtica, de las que molan, de las de antes.

abrazo a los dos
una buena para hacer así es Gaube en invierno, o el espolon norte del vignemale en verano.
Lo curan todo todo todo, y además alivian problemas de bolsillo

Nach dijo...

Pedazo actividad, muy buena y cansina. Haz caso al Albert, jejj. Me ha gustado el post. Saludos.

Olatz dijo...

Increíble Iker, tanto la actividad; de las buenas, de las que llenan, de las que se recuerdan...como el relato!!!!
Peroooo...empiezo a pensar que te estoy perdiendo!!!!jijijii aunque quiero pensar que también desearás pasar días tranquilos no? ;)
Y bueno no te preocupes por lo que dice Albert, que antes que tu me moriría yo!!!!!!

Un besico rubio

Iker Madoz dijo...

Mila esker!!
Son ganas de sufrir... algo inexplicable...

Ama lo malo es que la cama todavía no estaba caliente...jaja

Albert tienes toda la razón. Aunque por lo menos esta vez llegamos los dos. Te quedas de lujo cuando haces algo así la verdad!
Gracias por los consejos!!

Nacho me lo pasé bien tanto en la actividad como después escribiendo la entrada. Tendría un día inspirado...

Olatz!!! Como que perderme, de eso nada! De mi no te libras tan facilmente eh!!
Estáis pesimistas con lo de morir! jaja

Abrazo y besos para los interesad@s!

Juan korkuerika dijo...

Ese Iker!!!! Estás hecho un animal!!!!! Fué un placer compartir Vikingada máquina a ver si nos vemos algo más aunque sea echando una birra que el fisio eso me deja sin problemas jjjjjj
Abrazaco y hasta la vista alpinistaaaa

Iker Madoz dijo...

El placer fue mio! Ser el invitado de honor, menudo lujazooo!!
Claro que sí Juanillo! Te tendré que enseñar la juerga de Huesca!jaj

Cuídate muchooo!! Musu handi bat!

Toñin Anzos dijo...

¡ Mon dieu !...aparte de felicitaros por la actividad. Hay que felicitar a tus padres... ¡ Viva ma madre que te pario !... "conan" es una nenaza.
Y como he leido por ahi, parece que no has matado una mosca. Sigue ahí "Aupa"

Abrazos caracoleros

Iker Madoz dijo...

Si es que en eso de matar moscas soy muy malo, se me escapan volando!jjj

Un abrazo!!

David Serrano dijo...

Ole, ole y ole!! Que guapo! Vaya actividad!! De las de antes! El físico compensando lo económico. Ya se sabe, vaya o no vaya, curtase para el Himalaya!

Enhorabuena a los dos!! Desde luego, esa actividad es de las que se recuerdan!

A quién se le ocurrió? Y encima desde la mitad de la pista de Bujaruelo!

Brutal!!!!

Iker Madoz dijo...

A Edu, el es el cabecilla!