miércoles, 10 de junio de 2015

Chamonix y macizo Mont Blanc... con otros ojos! Gabarrou-Long al Pilar Rojo

Hasta hace poco menos de un año casi no conocía esta zona. Había estado un par de veces: una siendo txiki y en otra con los esquís de travesía. Pero nunca había escalado allí, todavía. Sin embargo, a lo largo de este curso académico han ido surgiendo oportunidades de viajar a esa maravilla de valle. Todo empezó en septiembre, cuando se dio la suerte/posibilidad de ir escalar y volver con Edu. Desde entonces, haciendo honor a cierto mote que unos buenos amigos me pusieron hace ya tiempo, las ganas de volver al macizo a escalar y conocer sitios nuevos fueron creciendo. Y como se suele decir, solo se vive una vez, y hay que aprovechar los momentos que se nos brindan. Así, de nuevo, nos encontrábamos bajo los abruptas y afiladas Aiguilles; pero, esta vez, con el equipo.

Como bien dice uno de los pirineistas más apasionados, "lo que importa no es el qué, sino el cómo y el con quién". Escalar y compartir los días con este artista siempre es un honor y una suerte. Mikel, transmisor de tranquilidad, seguridad y motivación; el "pastor" que cualquier rebaño querría tener. Quieras que no, siempre da un punto de tranquilidad a la hora de meterse en algún marrón.


Los navarricos.
Motivado nuevo y motivado de siempre.

Los primeros días, tras intentar algo que ya no estaba en condiciones de aceptarnos, nos movimos rápido y acabamos escalando un par de vías en la Aiguille du Midi; con Jorge y Mikel. Un día en la cara sur, en un granito espectacular, hicimos la vía clásica pero peleona Contamine. Menuda cura de humildad en los quintos. Y al día siguiente, tras dormir al lado de los baños del teleférico, prontico rapelamos de la pasarela hacia la cara noroeste de la Aiguille du Midi, para escalar la vía de hielo Vent du Dragón. Corta pero guapa vía, de muy fácil acceso y salida por la arista de los Cósmicos. No se respira ni un soplo de tranquilidad, ya que no hay un momento que no veas a nadie, pero como plan mañanero está bien.


Jorge en la vía Contamine de la cara sur de la Aiguille du Midi.
Buenísima!


Mikel en la vía de hielo Vent du Dragón de la Aiguille du Midi.
También muy bonita!


Recién llegados al barullo del teleférico.

Después de escalar dos días por encima de los 3600 metros ya estábamos bastante menos jodidos y mucho más calientes. La meteo parecía cambiar a más calor, isos altas y con alguna tormentilla de tardes. Parecía que teníamos que dejar de lado los piolos y afilar los gatos. Mikel lo vio claro, era la oportunidad de pasar a la cara sur del Mont Blanc. Allí la soledad nos esperaba!

La Integral de Peuterey era una de las actividades más ansiadas por casi todos los presentes. De esta manera, Jorge, Blin, Carlos y Omar se pusieron de acuerdo para ir en pandilla a probar suerte. Por nuestra parte, los navarricos nos íbamos a dirigir a la vía Gabarrou-Long del Pilar Rojo del Brouillard, y si lo veíamos bien al día siguiente saldríamos a cumbre por otra vía más sencilla. Los planes estaban listos, todo seco y preparado, la comida bien calculada, la info al día y las ganas desbordadas. Había llegado el momento de conocer aquel paraíso tan cercano pero tan desconocido y poco visitado por muchos aquellos que no salen del valle.


Secando todo y preparando para la próxima! :)


Pescando agua de un tanque justo después del refugio de Monzino.
Al fondo, nuestro objetivo del próximo día.


Últimas rampas antes de alcanzar el refugio-vivac de Eccles.
Desde aquí los pilares del Brouillard ganaban poderío.


Llegamos al chalet con vistas 5 estrellas.
Un cacho de hojalata muy bien cuidado y arreglado.

Por aprovechar el tiempo y descansar el día anterior, subimos en el día desde el parking donde se deja el coche hasta Eccles. Alrededor de 2400 metros de desnivel que los completamos en 6 horas exactas. Fuimos muy a gusto durante toda la subida, pero también es cierto que en las últimas rampas al sol el cuerpo ya no rugía como a primera hora. Aun así, el mecanismo funcionó de primera y no se caló! jeje


Dentro, 6 camas con somier y colchón bueno. Además de muchas mantas.
Estábamos de lujo.. todo para nosotros!


La línea dibujada. Exactamente como la hicimos.
Creemos que algún largo lo variamos un poco.


Una bolsa magnesio y un liofilizado... pura ligereza!!!!! jajaja
El invento funcionó de maravilla eh!


Fisuras perfectas, granito rojo, con canto.
Aquello era el paraíso!


Íbamos ganando metros y los pasos burricos nos hacían resoplar bastante..jeje


En la última parte del pilar, un 6c con comienzo cachondo.


Rápeles por las vías Bonati y del Piola.
La mayoría desde reuniones con parabolt.

De los 350 o 400 metros que tenía la vía no hubo un solo metro malo. Más sencillo o más complicado, todo nos pareció cojonudo! También es cierto que somos dos vendedores excepcionales y todo nos parece bonito jeje. Aunque, como decía, en algún largo seguimos otras fisuras o diedros, sin querer. Al comienzo del segundo bastión, en vez de meternos al largo de 7a+ o A2, nos metimos más a la derecha e hicimos dos largos de fisura/diedro de 6c buenísimos. El resto de la vía, más o menos, creemos haberla seguido por donde se debía. Al haber tan poco material a veces era complicado saber con seguridad si íbamos dentro o fuera de ella; además de estar rodeados por muchas fisuras y diedros posibles.

Nosotros no llevamos ni maza ni clavos, pero creemos que llevar una maza ligera para reclavar los clavos que hay en alguna reunión sería recomendable, ya que muchos se movían o incluso se podían sacar con la mano. No echamos de menos los clavos. Con un juego hasta el 3, repitiendo los pequeños hasta el 0'5 y unos fisus fuimos bien. Sí que es cierto que algunos de los largos los hicimos bastante largos y había que ahorrar un pelín. Pero somos dos costureras profesionales, metemos mucho y no nos faltó! Así que creo con ese material es suficiente

Tuvimos la mala suerte de que nos pillase la tormenta rapelando. Además de subirnos por un rato los huevillos a la altura de la corbata; la cabrona echaba granizo con maldad! Nos dejó calados, botas inclusive, que se encontraban en la base de la pared. Por lo que al día siguiente nos tocó bajarnos de Eccles al coche en vez de tirar para arriba. De todas formas, nos íbamos muy contentos, tanto nosotros como nuestras patas..jejeje


Fisuras 5 estrellas en la vía Maillont Manquant.

Bajamos y el siguiente día iba a ser el último para poder hacer algo; por lo que, haciendo caso omiso a los dolores en los cuádriceps, fuimos a pasar un día "tranqui" en la Aiguille del Peigne. Aproximación corta, 400 metros para escalar, roca buena, fisuras y diedros de granito de los que salen en las películas y vídeos de los buenos; era la hostia! Hicimos la vía Maillont Manquant hasta la décima reunión, que sino no íbamos a llegar al último teleférico y no teníamos ninguna gana de bajar de Plan de Aiguille a Chamonix a pata. La vía, totalmente recomendable :)

Por parte de los de la Integral, le echaron ganas y la acabaron. Zorionak!!

Y con 10 horitas de coche se vuelve a acabar lo bueno buenísimo. Aunque, si el tiempo lo permite, no tardaremos en volver; no nos vayan a echar de menos por allí! jeje
Quedaron y quedarán muchas historias pendientes, habrá que ir haciéndolas! :)
Egurreeee!!!!

lunes, 18 de mayo de 2015

Dos templos pirenaicos

De esto hace ya unos días, pero claro, de vez en cuando toca centrarse un poco con aquellas cosas que no van relacionadas con los gatos y el magnesio, no teniendo demasiado tiempo libre. Cosa de la que no me quejo..jeje pero entre unas y otras, hace varios días nos juntamos el EEA para pasar unos grandes días por las paredes de Cataluña, donde pudimos escalar en Montserrat, Collegats y Montrebei. Allí que nos juntamos Jorge, Omar, Blin, Carlitos, Mikel y un servidor para reventar las yemas y la mente!!

En Collegats tuvimos la suerte de escalar una vía 5 estrellas en la pared de la Geganta (allí arribaaaa), esta se llamaba Fins al moll de l'os, guapísima! Recorrido mantenido y bien buscado, con chapas, pero de las que no estaban cerca. Había que escalar en todos los largos, solo eran 5, pero salías bien puesto. Pared vertical de roca acojonante. De estas vías que puedes decir... no hay un largo malo, todos son buenísimos!! Un joyita desconocida (al menos para mi) que nos dejó con muy buen sabor de boca, y de antebrazos también.

De allí pasamos al templo catalán.... Montrebei! Íbamos encendidos y con ganas, la temperatura esos días estaba siendo excepcional para escalar (otros dirían que haría frío jejej) y para que guardarte para mañana lo que puedas hacer hoy. Carlitos, Mikel y yo nos adentramos en lo cachondo... Indignats! Línea audaz, valiente, que no deja indiferente a nadie. Tan solo tiene 7 largos, en los que escalas casi 400 metros, pero que siete largos.. bien buscados, con pericia, buscando el límite de a donde llegar sin chapas. Lo buscaron, y lo encontraron! Zorionak a los aperturistas!! Menuda joya tan bonita, de las que no se dejan ganar con demasiada facilidad. Muchos de sus largos con pasos picantes que dan sabor a la jornata, fibrilaciones, espasmos, apretones, etc. toda una maravilla. Y sin chapas!! Chapó!

Al día siguiente había que hacer una cortita, para relajar... un cojón! Lo de descanso activo con pasos donde había que subir el talón a casa dios (ups) y además tirar de él.. no lo veo muy claro! Pero que se le va a hacer, calientas el cuerpo y este te pide más. Así, Carlos, Marc, Blin y yo fuimos a la vía Al Horreya!, otra que, como no, no nos defraudó y nos dejó disfrutar y apretar como enanos. El grado, a nuestro parecer no tan obligado. La vía, 5 estrellas, corta pero saciante. Y es que no parábamos de hacer joyitas de la zona, menudo lujo!!

Ya para ir acabando, el último día acabamos en Assetjats Marc, Carlos, Jorge y yo. Me llamaréis vendedor, pero no puedo decir que no es buena siendo como es... es brutal! Largos de fisura y placa de roca compacta y adherente que te hacen volar hasta la órbita. Imaginamos que parte de culpa tendría la tunda de los días anteriores, pero tuvimos que apretar como condenados, o dicho de otro modo... vaya que no nos pareció fácil. Es curioso porque siempre había estado a la vista de todos, delante de la pradera de la pared de Cataluña, pero nunca nadie había ido hasta el año 2011. Y menuda cosita tan deliciosa dejaron para los demás!


Carlos en el 2º largo de la Fins al moll de l'os


4º largo, los brazos empiezan a picar


Jorge en el 5º largo, buenísimo!


3º largo de la Indignats, picante picante... jejeje


4º largo, sigue con la tónica de uno aquí y el siguiente ni lo ves.


6º largo, la travesía del infierno.. que cachonda ella!!!


7º largo, último, monodedo incluido!
Con todo el pilar por donde trascurre la vía bajo los pies.


2º largo de la Al Horreya, con doble fisura.


Blin en el 4º largo, a escalarrr!!


A la semana, nos juntamos otro grupo de gente maja, esta vez con parte de los aragoneses y un pastor que andaba por allí...jejeje Manu, Ruben, Egoitz y yo pasamos un finde buenísimo en Ordesa! Era la segunda del año, el invierno nos dejó un regalo difícil de olvidar, por lo que las ganas eran tremendas. Siendo así que el sábado los cuatro nos metimos en la vía Los Mononeurona. Una de las mejores de Ordesa, hasta el momento. Línea brutal, largos excepcionales, roca adherente y compacta (bueno un puente de roca bajo un frigorífico pasó a mejor vida jeje). El Libro Abierto, una de las paredes más bonitas del Pirineo, nos va dando líneas en las que lo pasamos en grande. Es una de estas vías que tienes pendiente y siempre te daba cosa entrarle, no te fuese a rechazar, pero no fue el caso. Cedió y disfrutamos con ella!

Ya al día siguiente, con ganas de hacerlas todas, fuimos al Tozal. Ir con Manu y que no tenga que repetir vía es difícil, así que esta vez se tubo que fastidiar y volver a hacer la Kharrum. Aunque dudo que le importase, ya que también es de gran belleza. Si me tuviese que quedar con una no lo dudaría un instante, elegiría la de una sola neurona, pero esta tampoco defrauda. Tiene largos que te hacen sudar para poder pasar (siendo "solo" 6b o 6b+) y otros que directamente te dan con el mazo para que ni se te ocurra pasar. Pero como a tozudos no nos ganan...jejeje pasamos!


Ruben llegando a la vira de la Sol Negro. El día.. magnífico!!


Egoitz lo pasa pipa!


A ze bikote!!! Ondoo


Rubén, Manu, Egoitz e Iker en el maravilloso mundo de Heidiiiii

Aquí acaba todo, ya no hay nada más que decir, pero mucho por escalar!! Unos días intensivos darán paso al veranito, las chicas, las fiestas en la playa, los mojitos.... jejejeje :)

Si es que, cuando nos quejamos, nos quejamos de vicio! A disfrutarrr!!

viernes, 17 de abril de 2015

Con calma decían.... Vignemale!!

Llevábamos ya un par de años tras este bonito rincón, escondido y espectacular. Aunque, como no, desde el primer momento la idea no era hacerlo "normal". Queriendo siempre darle una vuelta de rosca más al asunto (y para gastar menos gasolina jejeje), Juanjo Egoitz y yo empezamos a aproximar desde el Balneario de Panticosa. Y bueno, de ahí, para arriba/abajo/arriba/abajo/arriba/más arriba/más arriba/abajo/arriba/abajo.. más o menos así se puede resumir. Pasando por el collado del Bacías y el de los Mulos para llegar al pie de vía y bajando del Vignemale desde el Gran Corredor de su cara oeste, para volver a remontar el valle hacia el collado del Bacías. Una bonita vuelta y manera de hacer eso que llaman esquí alpinismo!



El esquí estaba seguro que lo íbamos a catar, ya que a las 5 de la mañana, con frontal a cabeza, estábamos empezando a subir por las primeras pendientes del Balneario. Un rato de senda con los esquís a la espalda y en cuanto salimos del bosque, esquís a los pies. La nieve estaba dura, para nuestro asombro había llegado a helar por la noche, esto prometía! Incluso llegó a amanecer, pasó un rato más y tachán, ya estábamos bajo la imponente cara norte Pirenaica. Delante de nuestras narices la línea, esa que tendríamos que seguir para llegar arriba, esa que llaman la Arlaud Soriac. Una estética vía desde fuera y muy bonita por dentro. Largos chulos, encajonados algunos, más o menos tiesos, que te van dejando ganar metros de manera bastante aceptable.

Con los esquís a la espalda.... pos bueno.... un poco incordio, pero que se le va a hacer! Una cordada delante nuestra nos hizo pasar un buen rato y luego ya los perdimos de vista. Espero que todo fuese bien!! Mila esker pasatzen uzteagatik bikote!!!

Tipi tapa tipi tapa, ya estábamos en el plató de donde resaltan todas las cumbres. Solos, tranquilos, un día de lux, con poco aire... ideal!! Las horas iban pasando y las piernas ya lo notaban, el sol pretaba más que por la mañana y nuestras despensas empezaban a escasear. Pero, tras bajar cómodos por el Gran Corredor solo nos faltaba subir un último valle y esquiar en nieve pescadería guarra. Esto ya está hecho!! Que guay! jeje

Fueron en total 13 horas subiendo y bajando, escalando y esquiando, bebiendo y comiendo, hablando y jadeando, sudando y no pasando frío... que bonito es este deporte! Lo malo es que luego no hay manera de saber explicar que cojones hacemos en esta "modalidad deportiva" y que demonios nos lleva a hacer estas "locuras" que hacemos (locuras visto desde fuera, preciosidades desde mi parecer..ejej). Pero eso no es relevante, haya ellos si no entienden y nos toman por locos. Total, si lo único que hacemos es escalar un poquito!! :)


Primeras vistas


Espectacular paraíso!


La rimaya de entrada... que jodida la cabrona!!


Primeros largos más técnicos.


Egoitz disfruta de sus vacances! jejeje


Y nos metemos a la zona más encajonada.


Apenas hay huella de los días anteriores.


Se van acabando las dificultades.
Y solo queda estar al tanto de no salirse del corredor.


Ya arriba, al rico solete!!


Bajando del Vignemale por su cara oeste.
Bonita pala para esquiar. Pero nos quedamos sin probarla..

Menos mal que salimos pronto y fuimos "con calma". Llegamos a madrugar menos y no se que pasa....jajaja 
El Piri, con sus mil combinaciones, es estupendo para hacer incontables historias. Esta es una más, bien bonita eso sí. Pero quedan muuuuuchass más variantes en la mesa. Y es que teniendo tantos picos cercanos y "potentes" a su alrededor... las posibilidades de llegar a cansarse son infinitas!

Un placer bikote!!!

viernes, 10 de abril de 2015

Primeros dolores al sol.. Montrebei!

Justo antes de semana santa, donde algunos se rieron de mi labor durante esos buenos días, fuimos a empezar de nuevo en las rocas demasiado calientes de Montrebei. Aquellos que nos llaman gente o susodichos.... ejemmm también llamados familia... se animaron a desvirgarse en esta bonita modalidad en la que primero bajas andando y luego subes escalando; sí, la Pilastra. Un bonito lugar colgado a mitad de pared de Aragón, con un acceso muy creativo y una roca güena güena.

El caso es que allí que fuimos a pasar el finde con la famili: Mikel, Susana, Oscar y Purroi (que ya podemos meterlo como tio también..jeje). Unos a pasear, otros a escalar, otros querían bañarse pero encontraron la charca demasiado azul turquesa como para ello. Y así, entre arroz y pollo, pasamos dos buenos días!

El primero fuimos los cuatro a la Pilastra dels Voltors. Ya era conocida, pero con memoria pez esto es un lujo, no recordar nada! "Iker esto por donde es?" "ufffff ni idea, mira la reseña majo!!". Eso sí, todo muy bonito y divertido! jaja :)


Oscar navegando en el 2º largo, entre agujeros y alguna que otra regleta.


Comienzo del 4º largo, luchando contra la gravedad!!


5º largo, donde los pies empiezan a pedir clemencia..


6º largo, un rodeo y a la base del largo guapo. 


Mikel y Oscar en la sexta reunión.


Séptimo largo, Oscar se lo piensa y va para arriba. Como gozó!


Mikel en el mismo largo, visto desde arriba, llegando a la reunión.


Al tostadero!!!! jejeje

Y al día siguiente, con alguna que otra baja por pies revenidos, Mikel P y yo escalamos la vía Markitos, situada después del rápel de la aproximación. La verdad es que nunca había mirado a estas vías con ojos golosos, pero no defraudan. Algunos largos entre sabinas, tratan de ganar altura por los metros de roca más limpios, entre agujeros y rayas horizontales. Y son buenos!! El tercer largo se lleva la gloria, buenísimoooo! Canto y más canto, rayas y más rayas, con las chapas no pasa lo mismo... jeje y metros y más metros. Es curioso porque hay que tener cuidado con los pies, ya que en cuanto te levantas sobre ellos dejas de ver lo que tienes a su alrededor, desaparecen los cantos, se esconden, parece que se escapan.

Mikel en el 2º largo, con un comienzo más tieso y bonito.


Final del tercer largo, el bueno!

Además aprendes a moverte un poco con los pies, cosa que no va nada mal..

Se abre la veda, los gatos ya están a punto, las manos no tanto (ya se pondrán las pilas), las ganas... nunca faltan!! Buen finde! El siguiente a territorio desplomado!jijiji