martes, 14 de febrero de 2012

Cascada de La Sarra.

De las lujosas instalaciones de Panticosa pasamos al salvaje valle de Pineta; rodeados de frío, hielo, montes y bosque. Llegamos a Pineta cuando hacía rato que el sol se había escondido para dar paso a una luna grande y llena de luz. Entonces fue cuando espectacular cascada llamó nuestra atención en la parte izquierda del valle, ésta era ''La Sarra''. A la luz de la luna se veía fina y bella, con sus dos primeros largos mantenidos.
Ya teníamos plan para el martes, de cabeza a pinchar de una vez por todas como es debido.
Últimos preparativos antes de salir de la furgoneta. El frío ¿siberiano? y la tranquilidad de una corta aproximación hacen que el desayuno se alargue más de lo normal.
El paso más extremo y expuesto de toda la vía: cruzar el río!!!! Una caida al agua por un resbalón o por pura torpeza puede suponer el fin! Que si por estas piedras mejor que por las de allí, que si ésto patina mucho, que si el río tiene mucha agua . . . Al final conseguimos pasar el caudal metiendo en el agua un cachico de bota, según la habilidad de cada uno.
Ahora ya solo nos queda disfrutar de un hielo plástico y agradable.
Sergio empieza liderando la cordada. El primer largo es el más mantenido de todos, y quizás también el más bonito.
Y mientras Juanjo le asegura, yo me dedico a sacar fotos y a disfrutar del paisaje.
En la parte final del primer largo, a punto de salir a la primera reunión.
Llega el turno de los segundos.
El segundo largo de la cascada. Algo menos mantenido que el primero, pero sigue siendo muy bonito.
En la segunda reunión veo como detrás nuestra se meten alguna que otra cordada.

Juanjo.
Juanjo en uno de los pequeños resaltes que tiene la vía después de los dos largos del comienzo.
El último largo empieza por un pequeño resalte para luego meterse entre dos muros de roca. Después de éste hay que cruzar una poza en la que o pasas por los lados con cuidado o metes el pie hasta el fondo.
Última champita, justo para salir y acabar la vía. Bonito final.
Unas fotos tomadas del otro lado del río tres días más tarde de haberla hecho nosotros.
Las fotos fueron tomadas el viernes y como se puede ver empezaba a llenarse el pie de cascada.

Las pirámides asoman al fondo del valle azotadas por el viento norte que hacía que la nieve se elevase hasta considerables alturas para luego ser depositada en las zonas donde el viento dejaba de soplar.
La cascada de ''La Sarra'' es muy estética, bonita y recomendable. La semana pasada estaba en muy buenas condiciones y como algo chorreaba, ésto hacía que de un día para otro los cramponazos y pioletazos de la gente se tapasen de hielo casi por completo. Hay que aprovechar para ir esta semana, que el frío intenso se va y puede que no dure mucho.

2 comentarios:

Toñin Anzos dijo...

Enhorabuena Iker, anda que no le tenemos ganas ni nada, nos acabas de poner los dientes larguiiiisimos.

Iker Madoz dijo...

Gracias!! Pues ya sabes, a por élla!! Que como empiecen a subir las temperaturas...