miércoles, 29 de octubre de 2014

Dos épocas, un mismo estilo.

Con una separación de una semana por medio, Pirata y yo el primer día y acompañados por Jorge el segundo día, hemos podido escalar dos grandes vías de Ordesa abiertas en años muy alejados la una de la otra. Hablo de dos vías totalmente diferentes, cercanas, pero las cuales no comparten siquiera pared; pero sí comparten ética y estilo. Ambas dos han sido abiertas con muy buen criterio y con algún que otro par de cullons en el paquete, dos joyicas de la aventura.

Una fue abierta por partes: en el año 1985 la parte superior por Koldo Bayona y Xavier Ansa y 10 años después la parte inferior por Koldo Bayona y Xavier Guembe. Con un solo spit situado en la tercera reunión que, solo suponiéndolo, dudo que hubiese sido emplazado por los mismos. El resto de la vía transcurre por una línea bastante lógica y moderna para esa época, cruzando algún techo, desplomes, diedros y fisuras. Con pasitos divertidos en su parte superior que te hacen pensar, dejándote avanzar, solo, si realmente te lo mereces. Bueno, ya sabréis de cual estoy hablando, han salido demasiadas pistas ya! Sí, evidentemente es esa, la vía Korrika, avenida de la luz.

La otra vía es más reciente, bastante más. Fue abierta por Faust Punsola y Mikel Zabalza durante dos días del otoño del año 2013. Casi se podría decir que está recién sacada del horno. Esta transcurre por mantenido muro situada a la derecha de la Géminis, compartiendo pequeñas secuencias del camino que llevó en su momento a abrir la vía Mercaderes de Sabo. Esta no se puede decir que no tenga chapas, porque las tiene, pero en muy contadas ocasiones. Igual para contarlas con una mano te falta algún dedo, pero no creo que llegues a utilizar todos los miembros de la otra. Es una bonita aventura que te va llevando en según que momentos puntuales por roca mediocre, y que te va dejando pero solo si le echas suficientes ganas, ya que son varios los pasitos que tienes que arriesgar un poco más con seguros un poco tal y con roca un poco cual. Lo que se traduce en dos palabras... diversión asegurada! Está claro no? Es la vía Los Aspirantes.


Pirata comenzando por el primer largo de la Rabada... escaqueándonos ya!

Al pobre Pirata lo engañé sin piedad y el hombre me hizo caso... debe ser que con la barba todavía no he perdido ese sexto sentido. El caso es que fuimos para la Korrika, con un plan matizado y con muchas ganas. Para mi no era la primera vez que pasaba por el recorrido de esta línea; hace 3 veranos Mikel y Unai me llevaron de paquetillo, de segundo, sin problemas, solo había que escalar. Pero esta vez la cosa cambiaba, había que pretar, ya había llegado el momento, estaba preparado. Y esto me animaba más todavía, llevaba tiempo queriendo volver, y allí estábamos, frente a ella.


En el cuarto largo nos empieza a dar el sol; llegó el calor.

Fue un día caluroso, aun estando en octubre, pero solo tuvimos que hacer 3 largos al sol; la táctica iba a pedir de boca, funcionaba todo bien! Ya cuando nos plantamos en la base de su estética parte superior le estaba empezando a dar la sombra y la temperatura era buena, ni frío ni calor.


Primer largo de la parte superior.



Segundo largo de la parte superior, entretenido.

Fueron pasando los largos, uno detrás de otro, los apretones, los al loros, el sanduich, las barritas, el agua, las risas, los esfuerzos, etc. y tachan!!! Ya estábamos arriba, la habíamos hecho y, además, habíamos disfrutado como enanos. Menuda ilusión, la habíamos hecho de verdad, sin trampas. Aunque se ve que apretamos, porque al día siguiente tenía una molestia extraña en el culo llamada agujetas.... dormí con el saco cerrado eh!! jaja


Con manolito en el tercer largo de la parte superior; roca sublime.



Empezamos los Aspirantes, cuarto largo, curiosa salida de la reunión.

Y al cabo de varios días volvemos a ver a la amante, pero esta vez con más ayuda; bueno, mejor dicho, con un engañado más. Te aseguro Pirata que la próxima vez me intentaré dejar llevar... pero es que me caliento y luego ya.. se jodió! :) 


La travesía maldita, que acabó siendo sencilla.

Por esta vía tampoco era la primera vez que pasaba, mejor dicho por su parte inferior. El año pasado, nada más abrirla, Alberto y yo fuimos a repetirla engañados por los aperturistas. Pero por causas del destino fuimos incapaces de pasar la dichosa travesía del séptimo largo. Más bien, no tuvimos cojones! Los aperturistas no la habían hecho al abrirla en dos partes y uiiii.. "es tarde ya, que hacemos, bueno mejor para la próxima". Y nada, sale 6a, se hace fácil y medio se protege. No se pasa miedo.


Jorge en el final de la travesía, la roca cambia, llegan los pinchos.

La vía se puede diferenciar en dos partes; una hasta debajo del techo y lo que queda en otra. Hasta debajo del techo la roca es un tanto del estilo a sus vecinas, deja un poco que desear. Pero claro, estamos en el maravilloso valle en el cual es sabido que hay todo tipo de bloques, formas y densidades. Así que hay que jugar con ello. De todas formas los largos son buenos y se disfrutan. Solo que a veces te piensas un poco más de lo normal si me agarraré a ese canto o no.


Pirata en el octavo largo, gozando con los pinchitos!

La segunda parte ya es de mejor roca, con largos con pinchos, placas y fisuras cojonudas. Pero también con algún pequeño tramo de roca mediocre donde se aprieta más de lo debido. En estos largos de la parte de arriba ya hay que escalar más, los aperturistas se vinieron arriba y dejaron pasitos delicados, pero muy buenos! El penúltimo largo es excepcional!! Sin un solo seguro en todo el largo, con muy buena roca, con una fisura perra que te hace sudar y con una salida por placa mantenida durante unos pocos metros que te lleva al culmen de sensaciones.


Ya hay que empezar a escalar.... precioso el paisaje!



Décimo largo, 6c, ufff. Muy bien abierto!

Tras un curioso último largo nos despedimos de la vertical para echar a andar. El día ya empieza a no ser muy largo y como te entretengas toca luz artificial. Al final muy contentos, algunos más que otros..jejej y encantados con el día que tuvimos. 

Y respecto a la vía, diré que es muy buena, pero en su estilo. Es una chulísima vía de aventura, en la que hay puntos donde hay que jugar con la roca mediocre. La línea sí que se sigue bastante bien, con pequeños puntos de duda en los que tiras por un lado y si no pasas, pues será por el otro.


Y salimos, con menos de una hora de luz por delante.

Menudo otoño tan bueno que estamos teniendo!!!

5 comentarios:

edu dijo...

REPITO... VENDIENDO PISOS ESTARIAS COTIZAO AL ALZA...KORRIKA NO LA VOLVERIA A HACER NI BORRACHO.
LOS ASPIRANTES...TENGO QUE HACERLA PERO ESA YA LA HARÉ JEJEJEJE.
ESO SI, LAS DOS ESTAN ABIERTAS 100 POR 100 ORDESA.

OscarPirata. dijo...

Un placer acompañarte pequeño!!!
La próxima con hamburguesa heee!!!

Iker Madoz dijo...

jajaja ya tengo trabajo entonces??? que cosas dices Edu.. es gloriosa!
Cuando seas mayor no??jaja
Siii estoy de acuerdo.

Estuvo bien Pirata!! Sii si, que seguro que ayuda a recuperar y esas cosas..jaja
Un abrazoo

Susana dijo...

Disfrutando a tope!
Cuando comento tus aventuras a las chicas de la cerveza ya me dicen eso de.... a quién habrá salido!!!

Iker Madoz dijo...

jajajja es fácil de adivinarlo ama... será cosa de genética o algo por el estilo!!
Besarkada bat!